¿Cuáles son las principales corrientes de los vestidos de fiesta?

Vestidos con estampados. Si te gusta llamar la atención, los vestidos con grandes estampaciones florales son una buena alternativa. Además, están en perfecta sintonía con la naturaleza, algo que genera paz y alegría a las personas.

Vestidos de fiesta muy básicos, pero con intensidad. Estos vestidos marcan su característica principal en un solo color, que combina y se adapta a tu cuerpo, centrando la atención en la figura.

Vestidos de fiesta con brillos. Este tipo de vestidos son muy solicitados. Están compuestos con pedrería, elementos de brillo y tonos muy metálicos. ¡Te sentirás eléctrica!

Vestidos de fiesta con volantes. Son una nueva dimensión en la moda de las ceremonias. Puedes verlos en vestidos con mangas, sin mangas, con adornos como plumas para no pasar inadvertida.

Vestidos sin hombros. Si te gustan tus hombros, una de las partes más sugerentes del cuerpo, este tipo de vestidos son la mejor opción. Si además lo acompañas de un bonito collar que aporte resplandor a tu cuello, serás una de las invitadas más deseadas y llamarás mucho la atención. ¿A quién no le gusta llevar un vestido en un evento de importancia?

Vestidos con faldas abiertas. Si te gusta enseñar tus bonitas y bronceadas piernas, estos vestidos son ideales para ti.

Vestidos de fiesta con mangas largas. Lo más llamativo de estos vestidos, son las mangas interminables, tienen mucha proyección y debes moverte bien con este tipo de vestidos ya que requiere cierta maestría para moverlos y que no se vuelvan una molestia para ti.